La utilidad del conocimiento

La utilidad del conocimiento

inundaciones

En la Ciudad de México la época de lluvias dura varios meses, durante este periodo se dificulta notablemente la movilidad de las personas, pues debido a diversos factores se vuelve sumamente complicado, e incluso peligroso, transitar en un vehículo o como peatón. 

En temporadas como ésta, donde las lluvias son muy abundantes y ocasionan estragos, debemos reflexionar sobre las consecuencias del fenómeno y entender que somos responsables de muchas de las afectaciones, y que podemos disminuir sus efectos si actuamos conscientemente.

  • La principal razón por la que sufrimos inundaciones,  que en ocasiones se convierten en desastres dentro de la ciudad, es por la ubicación: construimos nuestra ciudad, establecimos el asentamiento urbano en el que decidimos vivir sobre la antigua Tenochtitlán, que es parte de un lago, dentro de un terreno que geográficamente identificamos como “cuenca”, y que por su naturaleza se llena de agua en cada temporada de lluvia.
  • El efecto Coriolis produce precipitaciones a consecuencia del movimiento de rotación terrestre, el cual influye en la presión y dirección de las tormentas provocando que en ocasiones las regiones húmedas, susceptibles de vivir arduos temporales, como la nuestra, atraviesen por periodos de lluvias excesivas. 

Si como sociedad abonamos a las circunstancias que por naturaleza vivimos, incrementamos los motivos por los cuales se agudizan los fuertes temporales, y en consecuencia complicamos situaciones que, por sí mismas, son difíciles.

  • El calentamiento global, producto de los excesos en la degradación del medioambiente que como especie ocasionamos al planeta, altera las estaciones del año, repercute directamente en la duración y la intensidad de las precipitaciones y además pone en riesgo a muchas especies.
  • El efecto invernadero, la capa de gases contaminantes que se acumulan en la atmósfera, afecta considerablemente las reacciones del medioambiente, influyendo en las precipitaciones, el aire que respiramos y la temperatura del entorno.

“Ves la tempestad y no te hincas”

La causa más directa e inmediata en la que influimos día con día para extender por las calles de toda la ciudad el lago de Xochimilco, es la contaminación que s todos los habitantes generamos; la basura en las calles tapa las coladeras y los drenajes a través de los cuales se desahogan las vías y se libera el agua estancada.

Para sortear de una manera ágil e inteligente la situación climática por la que atravesamos, es necesario poner en práctica distintos hábitos, por ejemplo,  evitar tirar basura en lugares prohibidos y disminuir el consumo de hidrocarburos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>